Título

martes, 22 de noviembre de 2011

Mis intentos fallidos por instalar Fedora Verne y Debian testing

En estos últimos días decidí salir de terreno seguro y volver a experimentar con distintas distribuciones. Venía utilizando sin ningún problema Ubuntu 11.10, más que conforme con el rediseñado Centro de software y Unity -que por cierto, aunque aún le falte ya está bastante usable-.

Decidí probar con Fedora Verne, el cual no me convencía tanto debido a un problema grave que tuve con su hermano mayor Lovelock. Instalé el sistema sin sobresaltos, y cuando reinicio la PC para comenzar a probarlo y configurarlo...pimba. "Algo salió mal" anunciaba el horrible cartel de GNOME 3.2 que ya me había hecho la vida imposible en Lovelock. Sin tener suerte intenté que detectara al menos el driver Nouveau de mi tarjeta NVIDIA, y decidí instalar Debian.

Lo peor de cuando instalé Fedora 16 es que al hacerlo con la versión en DVD, tardó varias horas en completarse la instalación, para que luego no anduviese. Me hacía sentir un fracasado...

En fin, instalé Debian testing (tenía el DVD 1 de hace algunos meses atrás, así que seguro tardaría en terminar las actualizaciones) esperando poco más de una hora a que finalice. Cuando lo voy a encender me encuentro conque los maestros de Debian no tuvieron una mejor idea que colocar GNOME 3 en su distribución de pruebas. No me gustó para nada, yo esperaba que al ser Debian ellos siguieran con GNOME 2.32, pero no fue así. Traté de hacer andar el driver privativo de NVIDIA -esta vez, al menos anduvo sin aceleración 3D-, pero cuando reinicio la PC y veo que Debian se congela al inicio, comencé a lanzarle sillas a mi pobre hermano en un intento de descargarme con algo/alguien.

Un poco más tranquilo, me acordé del éxito que tuve con openSUSE 11.4 y me interesé por la reciente 12.1. Descargué la imagen ISO en mi portátil (porque para colmo Debian me jodió el arranque GRUB de mi PC de escritorio impidiéndome usar las Siete Ventanas), la quemé en un DVD grabable y cuando me dispongo a verificar si la integridad del DVD de openSUSE era la óptima, el instalador me dice que el disco presentaba fallas. Comencé a lanzar joysticks contra la pared (las sillas ya estaban rotas) gritando "NOOOOOOO, ISABELL!!!!!!!!" al mejor estilo Tano Pasman.

Siendo consciente de que ya no tenía nada que perder -mi partición Windows 7 seguía sanita y mientras no la tocara no iba a pasar nada malo-, probé a instalar openSUSE aunque el disco tenga fallas, y la verdad es que se instaló perfectamente. Es más, el disco sólo falló al final de la instalación, configurando GRUB. Pero hacerlo manualmente es muy fácil si al menos Linux funciona.

Después de hacer todas las configuraciones y de instalar lo que yo llamo "paquetes must-have", reinicié y Windows funcionaba sin ningún problema :D

¿Alguna vez les sucedió algo así? ¿Pudieron reparar los joysticks que lanzaron? Porque ése es mi próximo problema a resolver jajajaja.

1 comentario:

  1. Instalate el Fedora 16 con KDE, anda bastante, bien.

    TE sugiero que instale el Debian Squeeze, si necesitas algo estable y sin problema, ademas que trae el gnome 2.30.

    Y si queres sudar la camiseta, experimenta el Slackware 13.37, anda un balin.

    ResponderEliminar